videoscbmurcia.es :: Tus vídeos del CB Murcia .. y más
A la tercera tampoco fue la vencida
Blogs - Ricardo Aller
Jueves, 20 de Noviembre de 2008 15:11

Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y la mejor muestra en el mundo del baloncesto de tal sentencia la encontramos en el equipo del Pamesa Valencia.

 

Hace unas semanas asistimos al enésimo espectáculo en la tormentosa relación amor-odio que mantiene Dimos Dikoudis con el Pamesa, una historia que se alarga en el tiempo cinco años y que, al parecer, ya podemos asegurar (supuestamente) que, de nuevo, no tendrá final feliz.

 
 
1988. La dinastía verde en Madrid
Blogs - Ricardo Aller
Viernes, 14 de Noviembre de 2008 15:03

Mi primer partido de baloncesto en vivo y en directo (vaya redundancia, a ver cómo lo ves en directo si no es en vivo y viceversa) fue en el cada vez más lejano 1987 en Madrid. Lo recuerdo como si hubiese sido ayer, hay imágenes que se me quedaron grabadas a sangre y fuego. Fue un memorable partido jugado en el vetusto pabellón de la Ciudad Deportiva entre el Real Madrid y el Joventut de Badalona que finalizó con una canasta de Juan Antonio Corbalán que le daba la victoria al que a partir de ese momento se convertiría en mi equipo.

 
 
2007.Una tarde en el circo
Blogs - Ricardo Aller
Miércoles, 29 de Octubre de 2008 09:43

Aprovechando la visita del circo NBA a España con el enfrentamiento entre New Orleans Hornets y los Washington Wizards es un buen momento para recordar los diversos eventos EEUU vs Europa a los que he tenido la fortuna de asistir: el Open McDonald’s de 1988 con los Boston Celtics (veáse “La Dinastía verde”), El Open de 1991 de un tal Magic Johnson (veáse “La vida es sueño”) y el NBA Live Tour de 2007 en Madrid donde participaron los Memphis Grizzlies de Pau Gasol y Juan Carlos Navarro y los Toronto Raptors de José Manuel Calderón y Jorge Garbajosa, que es el tema que nos ocupa.

 

11 de octubre de 2007. Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Hace escasamente un mes abandonaba este mismo pabellón después de ver como Gasol fallaba un tiro que valía un Europeo. Pero ese día no tocaba sufrir, sino a pasar una tarde de buen baloncesto, exactamente dos partidos . En primer lugar, Estudiantes-Memphis y posteriormente Real Madrid-Toronto Raptors.

 
De la razón, la pasión y el sentido del humor
Blogs - pedroserrano
Lunes, 27 de Octubre de 2008 13:42


Muy buenas, “zagalada”. Hay alguien ahí, ¿verdad? Espero que sí, aunque sólo sea yo mismo releyendo lo que escribo... Tengo un poco abandonado el blog así que voy a darle algo de movimiento para que no se me oxide. Ya he hablado muy largo y tendido en los artículos anteriores sobre los viajes junto al CB Murcia, sobre esa suerte de excursión socio-deportiva, de sana camaradería y de esparcimiento que tiene al baloncesto como motivo principal y a la vez como excusa.

 

Hoy voy a hablar de mis sensaciones a pie de pista como colaborador de una Web, algo que ya traté en un artículo colgado hace unos meses en basketme.com (http://www.basketme.com/2.0/opinion.php?id=175) pero sobre el cual me apetece volver. Ya decía yo en aquel artículo lo difícil que es para mí no vivir los partidos como los vivía antes, como una inyección de emociones metida en vena. Lo que he tratado de hacer es reducir la cantidad de sustancias inyectadas de la mejor manera posible, del mismo modo que se abandonan los medicamentos muy fuertes y adictivos. Es decir, si antes vibraba mediante gritos y aplausos con todas y cada una de las acciones positivas de nuestro equipo, tanto en defensa como en ataque, y saltaba de mi asiento como un resorte con las mejores, ahora procuro vibrar mediante el simple alzamiento de mi puño en una cantidad limitada de acciones positivas. La joya de la corona, la más preciada muestra de alegría que me permito, es levantar el culo de mi formal asiento de periodista y alzar los dos puños al aire. La media de ocasiones en que lo hago es de una por partido, quizá menos, y sólo cuando entiendo que la acción vista sobre el parquet es clave o emocionalmente abrumadora. Fijaos qué difícil es todo esto: he incluido en la misma frase el concepto de “entendimiento” y el de “emoción”: ¡Qué dislate! Es algo así como decir que me esfuerzo en ser racionalmente pasional. O pasionalmente racional, que lo mismo tiene.

 

 
<< Inicio < Prev 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 Próximo > Fin >>

Página 77 de 80