Conversaciones incompatibles
Blogs - pedroserrano
Miércoles, 12 de Agosto de 2009 23:07

Hay que ver lo difícil que parece a veces entenderse, incluso hablando el mismo idioma. Si la comunicación entre personas implica, como elemento esencial, el entendimiento mutuo, podemos decir que en la mayoría de ocasiones estamos totalmente incomunicados. Esta sesuda reflexión viene provocada por dos hechos: el larguísimo proceso de negociaciones para salvar al CB Murcia, y las conclusiones e interpretaciones derivadas del mismo.

                                                     

Información veraz. Información objetiva. ¿Alguien la ha tenido? Yo no, de ninguna de las dos. Así no puedo, por más que quiera, pronunciar frases lapidarias, sacar el hacha y cortar cabezas metafóricas. Me tengo por una persona inconformista y "protestona", pero en este caso no puedo revestir mi opinión de ese halo mágico, del subidón que proporciona un buen pataleo cargado de razones. Insisto: me falta información veraz y objetiva. Si disparara con lo que sé, las balas serían de fogueo, pero el que sepa a ciencia cierta que su munición es de verdad y sabe contra quién gastarla, está en su derecho de abrir fuego.

 

Miro hacia atrás: cuando disparé, mientras se sucedían los días "D" y las reuniones clave, creía que lo hacía contra elementos claramente subversivos. Por ejemplo, contra el concejal de deportes. Pocas dudas puede haber al respecto, ya que cualquiera que sea la fuente los datos son los mismos. Casi diría que Cascales es el único punto de encuentro, la única certeza de todo este asunto gracias a sus ganas declaradas de desconectar al CB Murcia de la máquina, matarlo y quitarse el muerto de encima. Así mismo, he disparado contra la prensa servil, la prensa vendida que es una vergüenza para su profesión. No hay nada que me enfade más que la hipocresía, la falsedad, la traición a los valores fundamentales del periodismo.

 

También he disparado contra Polaris en muchas ocasiones: al final de la temporada anterior, durante la última temporada y al principio de las negociaciones para traspasar el club. He criticado a Salvador Hernández y a Meroño, y, ¿qué ha pasado? Pues que el tiempo me ha quitado la razón. Si bien la manera en la que anunciaron su intención de dejar al CB Murcia, y la actitud de Hernández con su afición en aquel partido contra Valladolid, fueron lamentables, esta temporada han logrado purgar sus culpas. El ex-presidente tuvo que afrontar problemas económicos que Polaris no provocó, y encima tuvo que lidiar con los plantes de un niñato vestido de jugador profesional de baloncesto. Para colmo, tuvo que sufrir (como lo hicimos todos) hasta el último segundo del último partido. Meroño, según parece, ha puesto todo de su parte para traspasar el club, aunque al principio sus viajes imprevistos nos hicieron temer lo peor. Además, el dueño de Polaris tuvo, al fin, la valentía de desenmascarar públicamente al concejal, diciendo que la mejor solución propuesta por aquel era la venta de la plaza ACB a Zaragoza. ¿Qué quiero decir con todo esto? Que, a veces, rajar sin tener toda la información es fácil, pero equivocarse también lo es.

 

Cuando todo empezó (después de que el CB Murcia salvara el culo "in extremis"), y a través de filtraciones poco afortunadas, del clásico "el amigo de un amigo me ha dicho", nos enteramos de que había un proyecto capitaneado por Pedro Fernández y auspiciado moralmente por Juan Valverde, dentro del cual (eso lo supimos después) estaba José Ramón Carabante para financiar, y José Luís Galilea para configurar una plantilla. Pero... de los nombres de Valverde, Carabante, Fernández y Galilea, pasamos a los de Carabante, Ortega, Gómez y de la Casa. Este cambio puede calificarse como se quiera, como sospechoso, extraño o sorprendente, y de él algunos han hecho su bandera. Imagino que tienen esa información veraz y objetiva de la que yo carezco. Información que les hace obviar un hecho que, para mí, es innegable y básico: que el CB Murcia ha estado a un peo de pasar a la historia. Desde fuera, insisto, y con los datos que tengo en este preciso momento, prefiero dar las gracias. Ya habrá tiempo para desempolvar el fusil si es menester.

 

Agradezco el esfuerzo de Pedro Fernández por tener una idea y defenderla con ilusión. Agradezco el tiempo y el trabajo dedicado por José Luís Galilea a este proyecto. Le doy las gracias a Juan Valverde, en primer lugar y de manera efusiva, por fundar este club allá por 1985. También le agradezco que defendiera al CB Murcia a capa y espada durante veinte años, incluso a costa de sufrir enfados y desvelos. Y por último, le agradezco que quisiera recuperarlo y salvarlo. No sé de qué manera quiso hacerlo (al margen de recurrir a su amigo Carabante), ni qué respuesta encontró a sus planteamientos, ni tampoco las razones de que al final no esté en el barco, pero el caso es que Valverde lo intentó.

 

Agradezco las horas dedicadas por Pedro Alberto Cruz y Antonio Peñalver a la intermediación y a la búsqueda de soluciones, aún teniendo en contra a parte de su propio partido y a la prensa manejada por esas mismas personas. No tenían ninguna obligación de hacerlo, pero ya han salvado al CB Murcia en dos ocasiones.

 

Agradezco a Polaris que, esta vez sí, haya salido del club con dignidad. En cuanto Meroño cambió de compañías (dejando al concejal y acercándose a Cruz), el panorama se transformó radicalmente. Agradezco a Carabante que haya decidido comprar el CB Murcia e invertir en él. No sé qué le ha llevado a dar  un paso más y tomar la iniciativa, ni hasta qué punto la Fórmula-1 o sus intereses empresariales están en relación con ello, pero sí que sé que su compromiso es por cuatro años y que ha salvado al CB Murcia de una situación extremadamente delicada.

 

El deporte profesional es un negocio. No sabéis hasta qué punto me jode hablar así, y quizá en otro momento dedique un artículo a reflexionar sobre el tema. Combinar en una misma frase las palabras "deporte", "sentimientos" y "negocio" me produce intensos picores y gran malestar, pero es así. Sin el parné, no hay nada que rascar. Maldita sea, pijo.

 

Voy terminando este artículo con la conclusión más importante que yo, como aficionado, extraigo de todo este tema: que el CB Murcia ha estado al filo del abismo, que algunos han intentado tirarlo al vacío y que finalmente ha conseguido sobrevivir. También digo que, en este punto, es de justicia nombrar a todos los que, con mayor o menor fortuna, han puesto su grano de arena y han imaginado un futuro mejor para nuestro equipo. Y para acabar, retomo la reflexión inicial de este artículo: ¡Qué difícil es comunicarse!

 

Os dejo con un tema de Muchachito Bombo Infierno titulado "Conversaciones incompatibles". Las imágenes del vídeo no me gustan demasiado, porque no tienen mucha relación con la letra de la canción, pero os recomiendo que la escuchéis.

 

"Llevamos a cabo una conversación incompatible,

esto no tiene solución.

Pero hoy no quiero ni verlo.

Pero hoy no quiero saber que

no hay nada que me importe más

que no hablarte al oído una vez más.

Nada que me importe más que no verme contigo..."

 

Comentarios  

 
0 #1 payday loans montgom 12-12-2014 13:01
Is it correct to say merely are patient evident income? On the off chance simply happen to prohibited straightaway on the such associate honest deal facet any uncertainty so you will reach the of these inconveniences then you may be qualified for getting some very begun Mortgage watch u. s. of America day money enhancements.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar